Conozca los beneficios del renting


Independientemente del tamaño de su empresa, ya sea una microempresa familiar, una PYME o una gran empresa, el renting de equipos es una solución de financiación con numerosas ventajas.

 

FINANCIACIÓN AL 100%, SIN ENTRADA INICIAL

Al contrario de lo que ocurre con otras soluciones, en el renting no existe el concepto de entrada inicial. La empresa solo paga el alquiler, mensual o trimestral, por el uso del equipo, durante la vigencia del contrato.

 

PROCESO SIMPLE Y SIN BUROCRACIA

El renting es la solución ideal cuando necesita equipamientos con urgencia. En Liqui.do, el análisis de riesgo y viabilidad comercial se realiza en pocos minutos, introduciendo apenas el NIF de la empresa. Un proceso completamente digital, rápido y sin necesidad de documentación adicional.

 

MANTENGA LA DISPONIBILIDAD FINANCIERA Y LAS LÍNEAS DE CRÉDITO

El renting de equipos le permite conservar el capital de la empresa para que pueda utilizarlo en otras áreas, como la expansión a otros mercados, mejora de procesos, marketing o I+D.

Al tratarse de un alquiler, el renting le permite recurrir a las líneas de crédito tradicionales, ya que no afecta a la capacidad de endeudamiento y le permite disponer de más crédito para destinar a otras necesidades.

 

GESTIÓN DE RIESGOS

El renting reduce el riesgo de la inversión realizada, ya que el equipo alquilado genera retornos que le permiten salvaguardar la inversión. Por otro lado, minimiza el riesgo de desarrollar su actividad con equipos obsoletos que comprometen la productividad de sus empleados.

 

PREVISIÓN DEL FLUJO DE CAJA Y DE LAS ALTERACIONES EN EL CICLO DE NEGOCIO

Con el renting mantiene una mayor previsibilidad de costes, ya que el alquiler es una cuota fija durante todo el contrato, incluso en periodos estacionales o cuando el negocio se ralentiza. Debe negociar el importe del alquiler teniendo en cuenta las necesidades y la disponibilidad financiera de su negocio.

 

SIEMPRE AL DÍA EN LOS AVANCES TECNOLÓGICOS

El renting le permite acceder a la tecnología más avanzada, sin necesidad de comprar nuevos equipos con cada avance tecnológico. Para hacer esto, simplemente comuníquese con la empresa de renting o el proveedor para actualizar o reemplazar el equipo dentro del plazo del contrato de alquiler.

 

BENEFICIOS FISCALES

El renting es considerado un gasto operativo y es deducible al 100%, tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades. Además, el IVA soportado de la cuota de alquiler también puede deducirse. Por otro lado, al no ser un activo propiedad de la empresa, no influye en el balance de la corporación.

 

RENOVACIÓN DEL EQUIPO SIN COMPLICACIONES

En esta modalidad, ya no tendrá que preocuparse por la vida útil de los equipos y del riesgo de que estos se queden obsoletos. Esto pasa a ser responsabilidad de la empresa de renting, que le ofrece la posibilidad de reemplazar los equipos una vez hayan quedado desactualizados.